La que no juega al odio.
La que duerme la siesta.
La que tiene una sombra de barba.
La que mira la televisión.
La que tira una piedra.
La que esconde la mano.